120 años de historia en movimiento

El primer ŠKODA no era ni un coche ni un ŠKODA. Era una bicicleta y se llamaba Slavia. Construida en 1895 por Václav Laurin, mecánico, y Václav Klement, librero. Además de su nombre de pila, tenían algo más en común: su espíritu creativo y su amor a las bicicletas. Y como no podían encontrar la más adecuada, decidieron construir una ellos mismos que, patrióticamente, llamaron Slavia.

Después de este humilde comienzo, los dos amigos construyeron algunas de las primeras motocicletas del mundo, que pronto fueron acumulando victorias y récords de velocidad. Animados por su éxito añadieron dos ruedas más y, el 1905 con el Voiturette A, empezaron la estirpe automovilística que convierte a ŠKODA en uno de los constructores de automóviles más antiguos del mundo.

En 1925, Laurin&Klement se unió a la Pilsen ŠKODA Co., que alcanzaron un éxito significativo con el ŠKODA Popular. A lo largo del siglo XX, que incluye dos guerras mundiales y la economía planificada del periodo socialista, el compromiso de ŠKODA para construir coches de alta calidad no desfalleció en ningún momento.

Más de un siglo de evolución, desde la primera bicicleta hasta el ŠKODA Superb.

La evolución del logotipo, desde Laurin&Klement hasta el logotipo de la "Flecha Alada" de nuestros días

La historia en vídeo